Oriente islámico medieval

Libros de comunion
978-84-460-0294-9
CASTELLANO
64
240cm
170cm
HA.CIENCIA Y TECNICA
-5%
1,00 €
0,95 €

"De la Habana vino un barco cargado de..." frutas jugosas, coloristas, sabrosas, aromáticas. Pero no sólo de La Habana, sino también de otro s muchos rincones de la tierra.Se podrán enumerar todas las riquezas q ue encierran bajo su piel, pero la lista se haría interminable. A la v ariedad de propiedades, sabores o aromas, podemos añadir esa otra vari edad que proporcionan a nuestras comidas.Durante años hemos cometido e l error de reducir el consumo de fruta al postre o, como mucho, al des ayuno, pero han tenido que invadirnos de nuevos otras culturas para co nvencernos de que el agridulce no constituye solamente un alimento exó tico o un manjar privativo de ciertas mesas, como podría ser el pato a la naranja, sino también una agradable costumbre que viene a romper c on la monotonía y la falta de imaginación de nuestra dieta.